Queques (= Magdalenas) de Remolacha y Chocolate

Hola amig@s míos! Soy Gallega de nacimiento, siempre he vivido aquí, estoy muy orgullosa de mi tierra y mis raíces, pero hoy....... aún siendo Repostera Artesana...... he descubierto una palabra en mi idioma, el Gallego, que sí que había oído antes, pero..... y perdón por mi ignorancia..... no sabía su significado.

Esta palabra es Queque, que traducido al Español, significa Magdalena, sí!! Magdalena!!

Nadie en mi entorno, a lo largo de mi vida, ha usado esta palabra para referirse a la Magdalena que tod@s conocemos y hemos desayunado muuuuuchas veces.....

Sólo os lo comento porque me ha sorprendido mucho, además de que me resulta una palabra muy simpática, Queque... Hoy voy a desayunar un café con un Queque de Remolacha!! Toma ya!!!

Qué lianta soy... perdonadme, ya me conocéis....!!

Seguro que a much@s os sorprenderá la mezcla de remolacha y chocolate, pero...... ¿y si os digo que, con mucha probabilidad, este dulce ha sido el antepasado del famoso Red Velvet....?

Aquí tenéis una primera foto, a ver qué opináis:

El color rojizo de su interior, aunque menos intenso, recuerda mucho a nuestro querido Red Velvet


 Vamos con la receta, paso a paso, que es muy fácil de elaborar y el resultado es absolutamente EXQUISITO!!!

QUEQUES DE REMOLACHA Y CHOCOLATE:

Ingredientes:
32 unidades (con base de 5 cm.)

250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
300 gr. de azúcar moreno
4 huevos M
280 gr. de harina de repostería o de fuerza (sabéis que, si utilizáis la de fuerza, recomiendo que un 30% del total sea harina común)
10 gr. de bicarbonato sódico
1/4 de cucharadita de sal (recordad que la sal se utiliza para potenciar el sabor de la elaboración)
120 gr. de chocolate negro (lo ideal es que tenga un mínimo del 50% de cacao, no nos interesa llegar a un 70% porque queremos aprovechar el dulzor natural de la remolacha)
350 gr. de remolacha cocida, triturada y prensada (para sacar el agua sobrante); NO VALE LA REMOLACHA ENCURTIDA!!!


Preparación:

Troceamos el chocolate en un bol apto para el microondas y añadimos 50 gr. de mantequilla en trozos. Dejamos fundir sacando el bol a cada minuto (o menos) para remover y evitar que el chocolate se nos queme.

En el bol de la amasadora, echamos el azúcar moreno (suelto y sin grumos) junto con el resto de la mantequilla, que serán 200 gr.

Aquí os muestro cómo debe quedar la mezcla de chocolate con la mantequilla. Será una textura medianamente espesa y brillante. Reservamos para que entibie.

Mientras fundimos el chocolate, la amasadora, con ayuda de las varillas, irá cremando la mezcla de mantequilla y azúcar moreno. AVISO: tarda más que si fuera azúcar blanco, pero rascando las paredes del bol de vez en cuando, se acelera el proceso. Debe quedar una masa esponjosa, voluminosa (habrá duplicado o triplicado su volumen inicial) y de un color crema.

Llegado el punto de cremado, vamos echando los huevos uno a uno; asegurándonos de que se ha homogeneizado bien cada uno antes de agregar el siguiente. Todo esto sin dejar de batir.

Una vez añadidos todos los huevos (repito, de 1 en 1, ES MUY IMPORTANTE,) nos quedará una crema intensa, suave y muy esponjosa.

Sin dejar de batir (como hemos estado haciendo todo el tiempo), añadimos la vainilla en extracto (por supuesto, si preferís utilizar vainilla natural, adelante! En las notas os explico cómo trabajar con una vaina de vainilla)

Sin dejar de batir, vamos agregando el puré de remolacha (como veis en la foto es un puré espeso y sin restos de agua)

Sin dejar de batir (y no pretendo ser pesada....) vamos agregando la mezcla de chocolate y mantequilla, que ya estará tibia.

Vamos añadiendo la harina, previamente tamizada, en tres tandas y sin dejar de batir. Ésta es la primera tanda.

Segunda tanda (ya veis cómo va espesando la mezcla un poquito)

Tercera y última tanda.

Su textura es ligeramente espesa

Cuando levantamos las varillas ésta no cae. 
Mientras nuestra masa se batía, hemos preparado las bandejas que utilizamos para los cupcakes y dulces similares, con las cápsulas elegidas (yo me he decantado por unas color morado, el color de la berenjena). Además, hemos cogido nuestra queridísima cuchara de helado para que todos nuestros Queques queden del mismo tamaño.
Llenamos cada cucharada al ras y la introducimos en una cápsula. Repetimos la operación hasta terminar con la masa.

¿Veis como hemos conseguido llenar las 3/4 partes de la cápsula?
Y seguimos; la mejor forma de conseguir centrar la masa en la cápsula es colocar la cuchara de helado justo encima y bien centrada; realizamos lo que yo llamo "movimiento tijeras" y así conseguiremos desprender la masa de la cuchara, cayendo ésta en el centro de la cápsula.

Véase el resultado.

Cuando tengamos llenas todas las cápsulas de la bandeja, y el horno esté bien precalentado, estaremos list@s para hornear nuestros Queques.

Horneamos sólo 15 minutos, ni uno más (si estamos utilizando horno eléctrico). Pinchamos con una brocheta o similar, si sale seca es que ya están listos.

Después de esos 15 minutos de horneado, conseguimos estos preciosos Queques con un color característico entre castaño y rojo.

Os muestro una imagen más cercana. Ya veis que no suben mucho, pero su jugosidad es inigualable.......









Dejamos enfriar, por completo, sobre una rejilla metálica.









Aquí os muestro su grandiosidad, es un mini-video donde creo que babearéis (yo lo hago..) al ver su increíble jugosidad,.mos azúcar procedente de la remolacha, verdad?)

Lo que os encontraréis es un sabor único e iniacercamos mucho.......). Su jugosidad es increíble y, os lo aseguro, no podréis comer 1 sólo; mí
NOTAS:

  • El buen cremado del azúcar con la mantequilla es la base más importante para conseguir un resultado final muy jugoso.
  • Gracias al color morado do la remolacha y al amarronado del chocolate, conseguimos ese color rojizo en la masa final. Se trata de una mezcla de colores sencilla y con un excelente resultado.
  • Podéis sustituir el bicarbonato sódico por levadura en polvo, ya sabéis, la típica que usamos en Repostería.
  • Respetad los tiempos de horneado. Daros cuenta de que si nos pasamos con el tiempo, el producto se seca, sea cual sea!!
  • Para conseguir un resultado igual de jugoso pero con un toque diferente, podéis sustituir la pulpa de berenjena por pulpa de zanahoria, de calabaza o de lo que se os ocurra. Lo importante de este paso es que la dejéis en un colador el suficiente tiempo para que pierda su exceso de agua; de lo contrario, chafaríamos la receta..... uauauauaaaa.....
  • Cómo utilizar la vaina de vainilla natural: con ayuda de un cuchillo bien afilado, realizamos un corte a lo largo de toda la vaina, separamos ambos lados para conseguir ver su interior, que estará plagado de micro-semillas de un color negruzco. Ayudándonos del mismo cuchillo, vamos raspando su interior, lo que provocará que esas micro-semillas se peguen al cuchillo. Rascaremos todo lo necesario hasta conseguir sacar todas las micro-semillas de su interior, dejando la vaina vacía. Estas micro-semillas serán nuestra vainilla a añadir TAL CUAL a la elaboración que deseemos. La vaina se puede desechar o....... introducirla en un bote hermético lleno de azúcar blanco fino (no molido), dejándolo así unos días, incluso semanas, conseguiremos un riquísimo y económico azúcar avainillado hecho en casa. Lo único que debemos hacer durante el tiempo de espera, es agitar el bote de vez en cuando. Así que notemos su delicioso aroma, desechamos la vaina y guardamos nuestro azúcar avainillado para próximas elaboraciones. O......antes de desechar la vaina, podemos poner a hervir leche (ya sea de vaca, soja, avena, almendras......, la que más os guste) para que adquiera un delicioso sabor avainillado a modo de batido.


Hasta aquí la receta de hoy, espero que os haya gustado y que, sobre todo, os animéis en casa a prepararla. No os arrepentiréis!!!!! Hasta si no os gusta la remolacha, disfrutaréis enormemente con su sabor y textura aterciopelada.

Cualquier duda, aquí me tenéis. Ya sabéis que podéis decirme lo que necesitéis o lo que os apetezca, a través de los comentarios; yo estoy atenta a vosotr@s!!!

Hasta muy prontito, un saludo y buen provecho!!!!

Entradas populares de este blog

Quiche de Pescado Blanco y Gambas

Tarta Doble Ganaché Pikachu y Ash

Tarta Stracciatella Tortuga Ninja Leo

Leche de Avena Casera

Galletas Digestive