Bocaditos Yin-Yang (galletas tipo Oreo SIN GLUTEN)

Bocaditos Yin-Yang
Hola querid@s lector@s!!!

Hoy os traigo una receta que seguro que os encantará, quién no ha probado las Oreo y se ha deleitado con su delicioso y único sabor? Qué tendrán estas galletas que tanto nos satisfacen? Qué tendrán para dejarnos los dientes negros mientras las degustamos..!?

Os voy a contar algo, es verdad que me encantan estas galletas, como muchas otras, claro! Pero, como Repostera Artesana, soy anti-productos-industriales!! Hace muchos años que no compro ni Oreo, ni Chips Ahoy, ni ninguna otra.... Lo siento, industrias que ya ganáis bastante dinero aunque yo no os compre!!

No estoy enfadada, eh? Tengo que reconocerles algún mérito, bueno, 1 mérito: el hacer mundialmente conocidos ciertos productos que gustan al público en general!! Como las Oreo!!!

Pero mis galletas no son Oreo, no tienen nada que ver con la marca, no pretendo hacerles publicidad. Pero sé distinguir dónde hay algo bueno, siempre y cuando lo hagas de forma artesanal. Las Oreo (y mira que repito el nombre....!) tienen muchos defectos, en mi humilde opinión.. Para empezar, como todo producto industrial, tienen conservantes y colorantes (si, no es sólo cacao, tienen colorante negro!). Pinchad aquí y os llevará a un artículo muy interesante donde analizan detalladamente los ingredientes de estas galletas.

Cuando veo un producto industrial que triunfa a tan gran escala, me pregunto: quién fue la persona que inventó esta receta? sabe que el elemento de su invención ha sido corrompido? le hará feliz que existamos personas en busca de la naturalidad y artesanía por encima de todo?(espero que sí.., je,je..)....

Deciros que de estas galletas he encontrado multitud de recetas. Cuando se me ocurrió la idea de hacerlas caseras, no pensé que tantas otras personas hubieran hecho lo mismo (lo cual me alegra mucho!). Pero me he decidido por elaborar unas sin gluten porque en mi listado de dulces escasean los aptos para celíacos (apenas hago cositas libres de gluten y me siento un poco egoísta, no puede ser..!).

Bueno, de todos modos, si os apetece probar la receta original (me refiero a la que lleva gluten) me lo contáis y me pongo a ello, vale?

Éstos son mis Bocaditos Yin-Yang (basadas en esta receta del blog Celiaquines):

Bocaditos Yin-Yang 100% artesanales


BOCADITOS YIN-YANG:

Ingredientes:

Masa de galletas:

110 gr. de almidón de maíz (es la conocida Maizena u otra marca, no confundáis con la harina de maíz que es como granulosa y amarillenta, rica pero para otras elaboraciones)
50 gr. de harina de arroz
100 gr. de cacao puro en polvo (el más fácil de encontrar en tiendas es el de la marca Valor y está bastante bien)
2 gr. de bicarbonato sódico
1 pizca de sal
70 gr. de mantequilla
100 gr. de azúcar moreno
1 huevo

Para la crema de relleno:

100 gr. de mantequilla
200 gr. de azúcar en polvo (mejor el azúcar Icing que el Glass, ya que es todavía más fino y no lo notas tanto al masticar)
unas gotas de extracto de vainilla
una pizca de leche (opcional)

Elaboración de las galletas:

Con ayuda de varillas eléctricas, cremamos la mantequilla con el azúcar. Cuando se vea cremoso, añadimos el huevo y batimos un poco más hasta quedar integrado.
Cambiamos las varillas por la pala amasadora.
Tamizamos el almidón de maíz, la harina de arroz, el cacao y el bicarbonato. Añadimos el conjunto, junto con la sal, a la mezcla cremosa de mantequilla.
Removemos todos los ingredientes con la pala, comenzando a velocidad baja primero y media después. Éste paso durará 1 minuto o menos, será el tiempo necesario para integrar los ingredientes. Podemos terminar de amasar con la mano. Nos debe quedar una masa homogénea y compacta con la que formaremos una bola sin que se nos pegue a las manos.
Envolvemos la masa en film y la refrigeramos un mínimo de 2 horas. Este paso no es necesario, se puede omitir perfectamente, pero las galletas tendrán un sabor más intenso si dejamos que el conjunto de sabores se armonice (es como cuando dejamos el pollo adobado, luego está más bueno, verdad?).
Con el horno precalentado a 175º,calor arriba y abajo, estiramos la masa sobre una superficie de trabajo. Podéis espolvorearla con harina para que la masa no se pegue a la superficie, pero no debéis pasaros echando harina ya que la masa la cogerá y cambiaréis la receta, saliendo unas galletas demasiado duras probablemente...
Yo prefiero usar un tapete de silicona, coloco encima la masa y cubro ésta con film transparente (a falta de tapete, podéis usar film para poner debajo; el papel de horno no os lo aconsejo porque resbala).
De la forma que más os guste, os ayudáis con un rodillo para estirar la masa hasta obtener un grosor de 1/2 cm., no más ya que van a ir rellenas y acabaremos con un total de 1 y 1/2 cm. entre galletas y crema.
Cuando obtengamos el grosor deseado, cortamos con un cortapastas a nuestro gusto. Yo he optado por uno circular de tan sólo 3 cm. de diámetro. Recordad que son Bocaditos, a mi me encanta que sean pequeñitas, pero elegid el tamaño que más os guste.
Colocamos las piezas sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno, dejando poco espacio entre ellas ya que apenas aumentan de tamaño.
Horneamos con la bandeja en el centro del horno durante 8 minutos contados!! Un poco más si las hacéis de mayor tamaño. Estad muy pendientes porque se hacen enseguida!!!
Dejamos enfriar las galletas sobre una rejilla metálica y preparamos la crema.

Elaboración de la crema:

Con ayuda de varillas eléctricas, cremamos la mantequilla con el azúcar previamente tamizado.
A medio batir, añadimos la vainilla y, sólo si lo vemos necesario, agregamos una pizca de leche, para obtener una crema suave pero densa.
Lo importante es el tiempo de batido, a más tiempo de batido, mejor resultado de la crema.
Introducimos la crema en una manga pastelera desechable con boquilla redonda de 1 cm. de grosor.

Bocaditos Yin-Yang vistos muy de cerca

Montaje de las galletas:

Debemos tener un número par, evidente, para formar nuestros Bocaditos Yin-Yang.
Lo más cómodo es colocar sobre una bandeja las galletas por parejas, la primera con la cara hacia abajo y su pareja cara arriba. Vamos echando el relleno sobre la primera galleta que está cara abajo, y seguimos con todas las demás hasta terminar. Luego tapamos, ejerciendo un poco de presión, con su pareja.
Tened en cuenta que poco relleno no es apetecible y demasiado se sobresaldría por fuera y sería un engorro. Por lo que debemos dejar el borde de la galleta sin crema, ya que se llenará cuando las tapemos.
Listas!!!!!!

NOTAS:

  • La mantequilla, tanto para la masa de galletas como para la crema, ha de estar a temperatura ambiente. Tened cuidado con este calor, es muy importante que no se derrita. Para obtener un buen punto de cremado, no podemos utilizar mantequilla derretida, no se haría bien la crema.
  • Si os habéis fijado en la foto, mis galletas tienen unos grabados de flores, círculos y agujeritos simulando botones. Para hacer los botones, utilizáis un palillo, hacéis los agujeritos y listo. Los otros dibujos, o cualquiera que deseéis, lo podéis hacer con ayuda de un cortapastas con la forma deseada. Sólo tenéis que presionarlo un poco sobre la galleta para "grabar" el dibujo. Aseguráos de que los hacéis pares, para que luego os queden unos Bocaditos con el mismo dibujo por ambos lados!
  • Con la mantequilla que utilizamos en españa no os quedará una crema totalmente blanca (en las fotos lo parece, y casi casi lo es), más bien quedará de un beige muy clarito. Eso sí, batid mucho tiempo la crema, a más tiempo, más blancura cogerá!
  • La mejor forma de guardarlas y que guarden ese frescor y sabor exquisito, es metiéndolas en un taper dentro del frigorífico. Os quedarán perfectas hasta 3 semanas!!! si es que os duran tanto......
Y creo que nada más. Solo queda que las probéis, os van a encantar, de verdad!

Ah!, por cierto! Por si no lo sabíais, el hecho de no tener gluten las hace mucho más ligeras y digestivas que otras galletas hechas con harina de trigo, por ejemplo. Vais a coger más de una y más de dos...ja, ja..!!

Que las disfrutéis!! Saludos y buen provecho!!!

Bocaditos Yin-Yang con un rico vaso de bebida de soja bien fresquita

Entradas populares de este blog

Quiche de Pescado Blanco y Gambas

Tarta Doble Ganaché Pikachu y Ash

Tarta Stracciatella Tortuga Ninja Leo

Galletas Relieve

Leche de Avena Casera